Del Lunes Negro Polaco al Miércoles Negro Latinoamericano

“Demostremos que sin las mujeres este sistema se cae”; “Si mi vida no importa, produzcan sin mí”; 
“#Nosotras paramos”, #Miércolesnegro, #vivasnosqueremos, #feminicidiosemergencianacional #niunamenos

Reflexión Primera

A veces hay que decidir escribir los textos de final a principio. He pensado que esta era una buena ocasión. Lo primero que he de decir es que, estoy cabreada porque, ante la movilización sociaparol, yo estoy recluida en casa por un problema, al parecer serio, de salud y por prescripción médica. A pesar de mí. Esta vez, mis acciones se ven limitadas a las redes sociales, al activismo cibernético que a veces critico aunque me incluya, y a confiar en los “lives”, las fotos y los reportes, que esta vez, no viviré en carne propia ni generaré yo. Seré un testigo distinto al que estoy acostumbrada a ser. Normalmente soy testigo y protagonista.Y eso me cabrea.

Pero estos días, todo me cabrea.

Sin embargo, el otro lado de esto, es que me he permitido pensar distinto. Obligada al reposo absoluto y entre un Tylex y otro, puedo pensar otros mecanismos de la realidad pre y no post que, aunque me los cuestione (los pre-) no siempre doy cuenta de ello en la escritura, vertida en el acto mismo, en la acción. Sí, normalmente escribo después de la acción. Ahora, lo hago antes. Ahora tengo esa oportunidad. Y entonces, me cabreo menos.

La utopía de un #miércolesnegro transformador y visibilizador

De la sociedad civil no organizada…

Échenle la culpa a la calentura y las matemáticas, y traten de seguirme en una reflexión: Desde hace un par de días comenzó a circular en redes la idea del Paro Nacional, siguiendo la ola Argentina (el surgimiento en Argentina y el detalle en México está explicado párrafos más abajo, no me detendré). Y mucho se ha hablado y quizá no lo suficiente, en el cómo generar acciones afirmativas contundentes, cómo caminar hacia una visibilización otra que no caiga en la normalización y por ende, en el “hartazgo”. En reuniones formales e informales el tema “otra marcha, no por favor” sale para bien y para mal, a colación.

parroImaginémonos por un instante desde nuestra condición de Mujer Mexicana, y agreguemos nuestras particularidades. Ahora llevémoslo al punto de concentración: Miércoles 19 de octubre a las 11:00 am en la Victoria Alada mejor conocida como Ángel de la Independencia. ¿Cómo sumarme? Se lee complicado. Una mujer que no cuenta con una situación “de privilegio” como se le llama, difícilmente podrá moverse de su centro de trabajo sin represalia alguna. Desde que le “levanten un acta administrativa hasta que le descuenten el día o la corran”, hay un abanico de crueles y ostentación de poder en las posibilidades de lo que puede ocurrirle a aquella “mujer  asalariada y con horario establecido” por sumarse a una concentración urgente y necesaria. Para ser voz y eco, para sumar. Entonces ¿cómo sumar en un día y horarios laborales?

Tan compleja la pregunta como su infinidad de respuestas posibles. Mi cabeza sin embargo hizo cálculos a la velocidad de rayo y seguramente los hizo mal. Por ejemplo: si tuviéramos conciencia cívica y tomaremos por ejemplo, una escuela pequeña, como el preescolar al que asiste mi nieto, tendríamos una muestra interesante. 9 grupos de 25 infantes (225 infantes) que van de 1ero de Jardín a sexto de primaria. Eso son 225 familias conformadas al menos, por una mujer: desde la madre hasta aquella que cumpla con el rol del cuidado de la misma. Asimismo, esa escuela, cuenta con las 9 maestras que están a cargo del alumnado (225+9) Además, 4 personas de personal administrativo y una directora. Son cinco mujeres más (225+9+5). Agreguemos ahora a las infantes y tomemos como base que la “media” es decir que somos 55% de la población. Así que de esos 225 infantes, 112 son mujeres (de 3 a 12 años) que bien pueden sumarse a la concentración. Así hasta ahora: (225+9+5+112=351). Vamos a suponer que en las 225 familias al menos, la mitad, cuenta con una persona que colabora con ella en las labores del hogar y, dado que el paro es inclusivo (o debiera serlo, Paro es Paro y #nosestánmatando con y sin “privilegios” socio-culturales) son 112 mujeres más, sumadas a las 351 que ya llevábamos, nos dan 463 personas reunidas en un Paro Nacional. Y este es sólo un ejemplo simple. La escuela en cuestión, también tiene secundaria, pero hacer los cálculos de alumnado y profesorado, es ya más complejo, pero sería revelador.

¿Y si hace usted ese ejercicio, con su centro de trabajo, sea cual éste sea? ¿Cuántas mujeres directa e indirectamente relacionadas con usted, puede contabilizar en un sencillo cálculo?

parro2Ahora bien, la reflexión es la siguiente: ¿Cuántas de nosotras estamos “virilizando” este paro y motivando a la conciencia social? Es decir, ¿qué pasaría si la Directora (y dueña) del colegio de Mateo, propiciara en su plana laboral la conciencia social y el miércoles 19 de octubre, saliera al paro con su familia sus colaboradoras/es, la planta docente íntegra, el alumnado todo y sus familias? Eso sería construir conciencia. Eso sería compromiso social. Eso sería una educación con visión transformadora, sobre todo ella que tiene un compromiso con la educación y cientos de infantes de los 3 a los 15 años pasan anualmente por sus aulas. Pasaría algo. Otra cosa. Generaría transformación social. Sí, acciones en conjunto, como ésta, sí que visibilizarían el  “Demostremos que sin las mujeres este sistema se cae”

Y si eso ocurriera, si sucediera que de una pequeña escuela salieran a las calles 463 personas, a calculo a bote-pronto, imagínense si lo hicieran colegios con mucha más matrícula. Imagine por un instante que se suman también preparatorias, universidades. Siga imaginando y vuelva a esas 225 familias en la que, al menos, uno de sus integrantes trabaja y que es capaz de replicar la experiencia en su centro de trabajo y que, por cada compañera o compañero de trabajo, la réplica es exponencial en 3.

Siga soñando, porque no va a pasar. Lo triste es que responsabilizamos a la Otredad (Sea Estado, Jurisprudencia, Organizaciones Civiles, Academia) de la Transformación Social Necesaria. El miércoles, no tengo la menor duda, se van a reunir tantas mujeres como sus actividades “del día” se lo permitan. Activistas, Académicas, Organizaciones, Instituciones, en mayor o menor quórum, serán “las y los de siempre”. Y los medios, ellos, también harán “lo de siempre”, inercias que les dicen. ¿Hasta cuándo?

La complejidad otra, radica en que no todas las empresas, ni fábricas ni restaurantes, ni las escuelas, ni cualquier centro de trabajo que le venga a la mente es dirigido por una mujer. Si esto ocurriera, tampoco sería garantía de que se le “ocurriera sumarse”. El Paro, pensar un paro, implica cierta carga de rebeldía y no “el pedir permiso para faltar”. Paro es Paro, no “día económico ni a cuenta de vacaciones”. Pero tenemos miedo. Nosólo a que nos maten sino a perder nuestra fuente de ingresos. Y ese es otro tema, pero van de la mano. Se incluyen. La sumisión a quien ejerce el poder desde nuestros diversos ámbito y espacios de relación, es otro tema. Reproducción de patrones. Insisto: Inercias.

Y hablando de inercias: Los medios de comunicación

Toma de conciencia para aquí, toma de conciencia para acá. Un feminicidio por aquí, otro por allá. Un transfeminicidio por aquí, otro por allá. Vuela la re-victimización de la tinta
a la pantalla; del puesto de periódicos a la tienda de conveniencia de su preferencia y del sitio web a las redes sociales sin que nos inmutemos. Un post tras otro. Seis, siete, ocho notas diarias. Una peor que otra. Con saña. Desde el acto hasta la redacción y publicación. Sin conciencia de lo que se dice, sólo hay que decirlo, porque vende. Porque da “likes” y genera “re-posts” y “re-tuits” y aveces, no se revisa ni la redacción ni se cuida el lenguaje. Mucho menos se reflexiona sobre la “nota-roja” actual, ni se piensa en las víctimas y mucho menos en los deudos. Si ya no se piensa en eso, pensar en los lectores de dicho texto ni siquiera está sobre la mesa. Tampoco en el Impacto social. ¿Ética? ¿Perspectiva de género? ¿Lenguaje no discriminatorio? ¿Cosificación?… Ningún medio se salva. Todos de una u otra manera, caen. Por la premura de “sacar la nota”. A veces, los hay, que unos medios tienen más cautela que otros. Y sucede que los feminicidios y transfeminicidios aumentan y que la investigación queda en segundo plano. Al boletín de prensa, quien redacta y quien revisa se ciñe a lo que diga el boletín; si hay más revuelo, pues a darle seguimiento y si no, “una más”. Pues no, siempre es una mujer menos. Y ya no queremos #niunamenos es el #feminicidioemergencianacional.

A ver, volvamos a la imaginación. Pienso en un nuevo ejercicio  imaginario, mientras  le doy dos jalones al Ventolín, e ingiero mi dosis diaria de Aviant y Omeprazol. Traguito de agua, listo. Seguimos. ¿Qué pasaría si los medios de comunicación hicieran algo distinto? ¿Qué es lo distinto que estamos esperando de los medios de comunicación? ¿Lo estamos esperando? Creo que sí. Me atrevo a decir que sí, que su Transformación es urgente.

Ahora bien, trataré de hacer un ejercicio parecido al de la Escuela de Mateo. ¿Cuántas mujfb_ni_una_menos-3eres trabajan en cada una de las redacciones de, digamos la Ciudad de México? ¿Cuántas son editoras? ¿Cuántas jefas de sección? ¿Cuántas reporteras? ¿Cuántas reporteras/editoras en el área digital? ¿Cuántas “community manager”?¿Cuántas secretarias? ¿Cuántas mujeres laboran y colaboran desde el trabajo de limpieza y la seguridad? Ahí, cada quién, si alguien en los medios lee esto, eche cuentas desde su propia redacción.

Centremos el ejercicio a las reporteras y editoras. ¿Qué pasaría si todo el miércoles, lo que se leyera en la pantalla de su computadora de escritorio fuera: “No estoy. Me fui al Paro Nacional. #vivasnosqueremos #niunamenos #feminicidiosemergencianacional” ¿Qué pasaría si en su escritorio, en un poster, cartelito, papel tamaño carta impreso y visible, se leyera: “Si mi vida no importa, produzcan sin mí” #nosotrasparamos #miércolesnegro. ¿Qué pasaría? ¿Cómo sería ese miércoles que está a tiro de piedra, a sólo 48 horas de futura distancia?

Lo complejizo aún más: ¿Qué pasaría si los medios (idealmente todos) pero me conformo con que a algunos de ellos se les ocurriera, destinaran, si son impresos su primera plana (a veces única) de JUSTICIA o CIUDAD o METRÓPOLI o ESTADOS o TODAS LAS ANTERIORES a una leyenda tipográfica: Con letras pequeñas: Aquí iba la información pero:… Y con letras grandotas, que abarcaran toda la plana hoy es un Miércoles negro “Paro Nacional 19 de octubre de 2016. #Vivasnosqueremos #niunamenos #feminicidiosemergencianacional” ¿Qué pasaría? ¿Qué pasaría si dieran cuenta de ello los medios digitales con una pantalla  en blanco y negro con esta leyenda desde las 11 am y hasta las 7pm, en la que las y los usuarios tuvieran que “cerrarla para ir a la información”. ¡Más pantallas de publicidad generan al día! ¡Más pup-ups nos salen a cada click!

Y se las pongo mejor, su pantalla tipo micro sitio, que pueden generar en un santiamén sus departamentos de informática, pueden dejarla desde el miércoles hasta el viernes; el jueves, hacia el medio día, porque las mujeres que trabajan con ustedes no trabajaron el miércoles, suben las notas relacionadas con la cobertura y esa misma pantalla al otro día y hasta el viernes, les sirve de acceso a la cobertura; ya el viernes, o el jueves en la tarde, si quieren, la dejan como un recuadro de cobertura. ¿La conciencia social no vende? ¿Se trata de vender o de colaborar? ¿Apostamos? Los que no quieren apostar son los medios. Parte fundamental de la Transformación Social, debe surgir, sostenerse, en los medios masivos, en los digitales, con opciones otras de periodismo otro, tan necesario en momentos como los que vivimos.

Seguiré soñando. Tampoco va a pasar ¿o sí? Lo dudo aunque lo deseo. Profundamente. Que si pasara, queridos medios, de este primer paso a un trabajo de re-construcción del lenguaje con perspectiva de género hay solo un paso… ¡Joder, ya estoy afiebrada otra vez, pronto tendré que dejar de escribir en la computadora y volver a la cama!

Una reflexión más

Quisiera tener la lucidez para escribir en pocas líneas la relevancia del papel histórico de la mujer en México. Tener a la mano un par de frases inteligentísimas que abonaran a la discusión, pero big_4ef805f835c1a84ee6154d3286578f37no las tengo. El hecho de que esta vez, se proponga un Paro Nacional, no es un asunto menor. Sabido es que, utópicamente, esperaríamos una debacle, principalmente económica, porque se nos ha dicho que es “ahí donde duele”. Si lo pensamos un poco más, que las mujeres de este país nos vayamos a Paro implica una serie de circunstancias visibles e invisibles, unas desde lo micro y otras hasta lo macro. Habrá muchísimas, como lo dije al principio de este texto que no podrán salir a las Plazas Públicas de sus estados; otras, se verán coptadas por la propia familia; a las más, las conminará la pareja, el novio, el concubino, el marido a abstenerse. Otras, muchas de ellas, aunque quieran, tienen que cuidar de la casa y de las y los hijos. Otras cuidan a un familiar enfermo. La multiplicidad y diversidad de roles de una mujer en la actualidad es un tema que, como sociedad, no nos tomamos en serio.

Fábricas, escuelas, empresas, restaurantes, hogares, colapsarian si las mujeres en este País y en el Mundo, nos fuéramos a paro, ya que digo unas horas, sino por tiempo indefinido. ¿Recuerdan la película de ‘un día sin mexicanos’? Pues imagínense un día, 24 horas, en todos los ámbitos, sin mujeres. ¿Verdad que no está fácil?

Pareciera que está de más decirlo pero no. No entiendo ni acepto los feminicidios ni los transfeminicidios ni los asesinatos. Me da la misma rabia si son perpetrados por el Estado o por el Narco. Me da mucha más rabia si el asesino es un progenitor o familiar cercano y me parece inconcebible que la muerte llegue por manos de “un casual” al que le molesta que seas mujer.

No, no quiero morir ni quiero que mis mujeres cercanas estén en riesgo continuo porque ni el Estado ni la Sociedad Civil hacemos nada. No, no quiero que mujeres que no conozco pero que habitan este país estén en riesgo perpetuo.

Sí, hagamos lo posible (esta vez les encargo que lleven una foto mía pá tener presencia, que en verdad estoy enclaustrada y ¿ya dije que me cabrea, verdad?) por salir a las calles, por tratar de evaluar riesgos y consecuencias desde lo personal por un bien común. Una vez, arriesguémonos a salir y gritar nuestra rabia, “Demostremos que sin las mujeres este sistema se cae” y si el riesgo es mucho, si salir en sí, es un riesgo altísimo en lo personal, ojalá podamos hablar con nuestros círculos cercanos, con nuestras mujeres cercanas, porque son los #feminicidiosemergencianacional  y ¡ya basta! #niunamenos #vivasnosqueremos

Ahora sí, los antecedentes y las acciones en CDMX

Surgimiento del #MiércolesNegro

fb_ni_una_menos-4Inspiradas por el Lunes Negro Polaco, del pasado 4 de octubre (éste con motivo de la no derogación del aborto legal en dicho país), el colectivo #Niunamenos en Argentina se organizó para realizar el #Miércolesnegro, esta vez, para visibilzar las violencias machistas, para pronunciarse contra los feminicidios, teniendo como leit motiv, el más reciente de ellos, el caso de Lucía Pérez, una jovencita de 16 años la cual fue drogada, violada , empalada y abandonada en una sala de emergencias de Mar del Plata, lugar en el que falleció: “una agresión sexual inhumana” declararía la fiscal del caso, María Isabel Sánchez. Aunado a ello, en Rosario, días antes, se había reprimido la marcha de cierre del Congreso Nacional Feminista en Rosario, el cual había reunido cerca de 80 mil mujeres, según la prensa de aquel país.

Así y ante la indignación no sólo por el caso dolorosamente específico de Lucía Pérez sino por las más de 2098 mujeres que se presume han sido víctimas de feminicidio en Argentina, según datos de la prensa del país porque, al igual que en México, no existen cifras oficiales, sino estimados, recolecciones de la prensa, de OSC´s, de colectivos, el más visible de ellos en la esfera internacional, #Niuanamenos, a partir, de aquella marcha histórica del 3 de junio de 2015 (en ese entonces, teniendo como leit motiv, el feminicidio de Chaira Pérez y que al tiempo conmemoraba 10 años de la desaparición de Florencia Pennacchi (ocurrida el 16 de marzo de 2005) y el hallazgo del cadáver de Daiana Ayelén García, de 19 años, en Palermo, el 19 de marzo de 2015 y la cual se replicó en Chile y Uruguay con miles de personas en las calles, mientras que, la concentración en la Ciudad de México, de ese día fue lamentable (Lo digo con conocimiento de causa, yo estuve ahí y éramos 75 personas. Salvó el acto la presencia de Norma Andrade y su pronunciamiento).

Hoy día se menciona como cifra que, en Argentina, una mujer es asesinada cada 30 horas. Las cifras con las que se cuenta arrojan 277 mujeres en 2014 y 286 mujeres en 2015. Sí, mientras en Argentina se habla de 2098 mujeres víctimas de feminicidio de 2008 a la fecha, en México hemos rebasado por mucho esa cifra y nuestra indignación ya no es suficiente.

No es menester de este texto los paralelismos, sino el hacer hincapié en la importancia de caminar en colectivo. Diversos colectivos, como lo he mencionado antes, se reunirán en las calles de Buenos Aires el próximo 19 de octubre bajo los hashtags #Miércolesnegro #Nosotrasparamos #Niunamenos #Vivasnosqueremos y no sólo en Buenos Aires, a la acción se sumarán otros países latinoamericanos como Chile, Uruguay, Perú (en donde las cifras son aún más alarmantes) y México. La propuesta: Paro Nacional bajo el lema: “Si mi vida no importa, produzcan sin mí”. Un objetivo: “Demostremos que sin las mujeres este sistema se cae”.

En Argentina, la jornada de protesta se iniciará con un cese de actividades entre las 13horas y las 14 horas, (que en nuestro uso horario será las 15:00 horas)  y un ruidazo en las calles y lugares de trabajo, y continuará a las 17 (Las 19:00 en México) con una concentración en el Obelisco para movilizarse a Plaza de Mayo.

En México, los feminicidios son una emergencia nacional

parro2Mientras en Argentina se habla de 2098 feminicidios de 2008 a la fecha, en nuestro país se habla de una cifra anual aproximada, según el INEGI (2014) de 2,349 anuales. En un aproximado oficial menciona también la misma institución que del año 2000 al 2014 fueron perpetrados 26, 267 feminicidios. Y esas cifras son las “oficiales”. Si éstas no nos alarman ¿Qué lo hará? ¿Cuándo vamos a reaccionar como país? ¿Cuánto tiempo más “esperaremos” a que sean “otros” sean estos otros el Estado o las Organizaciones de la Sociedad Civil Organizada las que resuelvan, exijan, transformen, un país convulso, dolorido, dolido y herido?

Las cifras este año, no pintan mejor. Bordamos Feminicidos, ha documentado, tan sólo este año, 206 feminicidios en el Estado de México, una centena en Puebla, Guerrero ni se diga (no tengo una cifra exacta ni aproximada, por eso no la escribo) y recientemente en el DF, es más común oír de feminicidios y desapariciones. Con dos casos específicos de transfeminicidios apenas la semana pasada: Alessana Méndez  Flores y Paola. Con su transfeminicidio suman ya 20 en este 2016, de un total de 249 del 2008 a la fecha. ¿Cuántas mujeres más? ¿Qué estamos esperando que ocurra que, claramente no está ocurriendo?

Aquella cifra dolorida de 6 mujeres asesinadas… corrijo: 6 feminicidios al día en el país, la cual se manejaba como “promedio” y la cual hemos “viralizado” hoy me parece que habría tristemente de corregirse. Para mal del país, para re-dimensionar.

No es labor de este texto, tampoco, escribir un ensayo en torno al feminicidio en México, verdaderas expertas en el tema, se han encargado de hacerlo a lo largo de quince años y no han cejado (ni ellas ni tantas más) en el arduo trabajo de la visibilización y reflexión. Pero como sociedad, seguimos sin comprometernos, o agradecidas, llegamos cada noche a casa, con el “la libré en la boca”. En unas ciudades con mayor riesgo que en otras, pero en riesgo continuamente tanto en casa como en las calles.¿Cuál es la mínima garantía de seguridad que tenemos en tanto mujeres? Colores y estratos todos. En nuestra compleja diversidad. En nuestro sencillo y al mismo tiempo complejo y problematizado lugar-en-el-mundo.

En México, la jornada de protesta se iniciará con un cese de actividades masivo se propone que se realice entre las 13horas y las 14 horas, (a según su imaginación y creatividad, dicen algunas publicaciones) y se proponen tres concentraciones: en la Victoria Alada (Ángel de la Independencia) a las 11:00 am y a las 17:00 horas; y otra concentración a las 17:00 horas en el Monumento a la Revolución.

Deja un comentario